30/6/08

Del norte y del sur

Vencejo fotografiado hace unos días en la Sierra Norte de Sevilla por Fernando del Valle

Como las noticias relacionadas con el medio ambiente siempre suelen ser malas, no está de más contar de vez en cuando alguna historia entretenida, para ver que no todo está perdido.
Pese a que son muchas más las que cada vez abundan menos, en lo que llevamos de siglo se han incorporado dos nuevas especies a la lista de aves reproductoras en la Península. La primera fue el vencejo culiblanco Apus affinis. Esta pequeña especie de vencejo, habitual en poblaciones humanas de casi toda África y el sur de Asia y en expansión reciente en Marruecos, llevaba bastantes años dejándose ver a lo largo de todo el año por playas y montes del extremo sur de España, hasta que por fin en 2000 ó 2001 se detectó criando por primera vez en al Sierra de la Plata (Cádiz). Desde entonces se han ido encontrado más parejas, tanto en plena montaña como bajo los aleros de las casas, compartiendo colonia con aviones comunes y otras golondrinas, en pueblos de Cádiz y Málaga.
Y más adelante fue un ave marina la que nos entró por el norte, el gavión atlántico Larus marinus, la mayor especie de gaviota del mundo. Ésta es un ave relativamente habitual en invierno en nuestras costas atlánticas y que también está en expansión en las costas francesas y el resto de Europa. En 2005 se registró por vez primera la cría de una pareja en Os Farallóns (San Cibrao, Lugo), y desde entonces se han visto parejas reproductoras en varias localidades más de las costas lucense y coruñesa. Las aves de la foto de abajo están criando en una colonia de gaviotas patiamarillas en el islote de Sagres de Fóra, ya en la Ría de Arousa.

Gavión en su nido. Comparad el tamaño con las "normales"

29/6/08

29 de junio: Santos Apóstoles Pedro y Pablo

San Pedro y San Pablo. José de Ribera “el Españoleto” S. XVII

Efectivamente, tal día como hoy se celebra la solemnidad de estos dos grandes apóstoles, el primer Papa y el primer gran Predicador, que extendió el Evangelio por buena parte del Imperio Romano.
El libro Los Defectos de los Santos (D. Jesús Urteaga. Ed. Rialp) trata de manera muy entretenida el hecho de que los santos, antes de hacerse santos, fueron personas normales y corrientes, cada uno con su pie izquierdo particular. Precisamente la santidad se forja cada día, luchando contra los fallos personales por amor a Dios y a los demás... Pero bueno, que me voy del tema. En dicho libro sale a menudo la figura de San Pedro, que se me hace especialmente querido porque los evangelistas no se cortaron un pelo a la hora de reflejar todos sus vaivenes: cómo pasa de confesar por primera vez a Cristo como Mesías para al rato reprocharle que pretenda actuar como tal... Cómo promete morir por él para, horas más tarde, negar conocerle ante unas criadas, temblando de miedo... Cómo, pese a ser él la Roca, se deja llevar por los respetos humanos delante de los elementos más radicales... Y otras tantas escenas que protagoniza a lo largo de todo el Nuevo Testamento. Pero siempre, después, vuelve el rostro arrepentido hacia el Señor, que lo acoge gustoso y le da nuevas fuerzas, haciendo que se mantenga firme en la hora final del martirio.
Defectos no nos faltan, a ti y a mí; pero ¿ponemos los medios para corregirlos?

28/6/08

En la Dehesa

Tadarida teniotis (agrándala, que está chulo)

El murciélago rabudo es el segundo mayor murciélago de Europa (tras el nóctulo gigante), y el único representante en el continente de la familia tropical de los molósidos. Es muy fácil distinguirlo de otros murciélagos: aparte de por su tamaño, su “cara”, con ese morro apuntado y esas orejotas sobre las sienes; y su cola que protruye mucho más allá del borde del patagio (free-tailed bat, en inglés), le hacen inconfundible. El de la foto se lo ha encontrado Vero muerto hace unos días y me lo ha traído hoy...
Porque hoy he vuelto a apuntarme para hacer bulto (para hacer bulto y porque tenía muchas ganas, claro está :-) ) a una de las rutas de Vero, por la Dehesa de la Villa esta vez. Una mañana muy agradable y bastante animada; vimos entre otras cosas varios piquituertos Loxia curvirostra, especie no muy habitual en parques urbanos y que siempre me ha gustado mucho.
Y qué malo es fiarse de las primeras apariencias... Mientras esperábamos a que se completase el exiguo grupo de gente apuntada, se nos acercó un hombre cuyo menudo cuerpo y cara demacrada no podían ocultar el zarpazo de la heroína. Cuando ya iba a mirar hacia otro lado diciendo “no, no llevo suelto...” me sorprendió y avergonzó al tiempo al presentársenos a todos y sacar unos prismáticos, pues era uno de los apuntados. Todos conocemos tantas historias que a veces no nos creemos que la gente pueda recuperarse, recuperar la ilusión por vivir y salir adelante. ¿Y los pájaros ayudan? Espero que sí; qué buen motivo para preocuparse por la conservación...

27/6/08

Tipos de rarezas inusuales

El 1 de junio fue el cumpleaños de Javi; y como además Dios mediante hoy a las cuatro de la tarde acabará la carrera, decidí estirarme un poco, y le regalé el libro Aves Raras de España, donde Eduardo de Juana hace un repaso a las citas de rarezas registradas en España hasta 2004…

“… Pero como estamos en junio y tienes que estudiar, mejor te lo guardo hasta que acabes los exámenes, y así también le voy echando un ojo…”

La verdad, tenía bastantes ganas de leer este libro ya :-) Y no me ha defraudado; está lleno de apuntes muy interesantes, y permite ver cómo la acumulación o disminución del número de citas de ciertas especies revela el establecimiento o desaparición de distintas vías migratorias por todo el Hemisferio Norte.
Pero citaré ahora sólo un detallito sin mayor importancia: Ya sabréis que las descripciones de las distintas especies se hacen en base a ejemplares, denominados tipos, que se conservan luego para su estudio en Museos o instituciones semejantes. Además, para el ejemplar tipo, se señala también la localidad tipo, donde éste fue capturado. Pues leyendo el libro he descubierto, casualidades de la vida, que dos especies norteamericanas, rarezas en Europa, fueron descritas a partir de sendos ejemplares cazados en el viejo continente, por lo que su localidad tipo dista mucho de formar parte del área de distribución natural que les es propia. Son en concreto el avetoro lentiginoso Botaurus lentiginosus, descrito a partir de un ejemplar capturado en Dorset en 1813; y el porrón acollarado Aythya collaris, cuyo ejemplar tipo fue descubierto para la ciencia en 1809 ¡en una plaza de abastos londinense, entre otros tantos patos expuestos para su venta y consumo!
El avetoro lentiginoso, cada vez más escaso en su área de distribución natural, aparece por consiguiente cada vez con menos frecuencia en Europa (3 citas en España, si no me falla la memoria). Por el contrario el porrón acollarado, que tras su debut no volvió a dejarse ver por Europa hasta los años 50 del siglo pasado, se ha vuelto una de las divagantes más frecuentes, hasta el punto de que ya no se la considera rareza en varios países. En España invernan unos pocos ejemplares todos los años, normalmente en embalses de las Islas Canarias y Galicia (donde pude tacharlo en As Forcadas, Valdoviño -CO-, el 19 de febrero de 2005).

26/6/08

Cómo perder una mañana diplomáticamente

- ¿Ha visitado alguna vez la Palestina ocupada?
- Esto... No.


Mi hermana Alda y su novio, incapaces de dejar pasar un mes sin coger un avión, tienen ya prácticamente atados todos los cabos de su viaje de este agosto por Egipto, Siria y Jordania. Todos menos el tema de los visados, del que me ocupo yo, por estar aquí en Madrid sin “nada que hacer” durante las mañanas. Tras una ronda de reconocimiento hace un par de semanas, situando en el mapa las embajadas de las dos repúblicas islámicas y recogiendo de paso los documentos a rellenar (llenos de preguntas pintorescas como la de arriba), anteayer tramité los de Egipto y ayer recogí ambos pasaportes ya sellados.
Lo divertido vino esta mañana, cuando justo con un pie ya dentro de la Embajada de Siria recibo una llamada de Alicia, no mi hermana mayor, sino una chica amabilísima que me había atendido en la de Egipto. ¿El motivo? Uno de los dos pasaportes que me había llevado el día anterior no era el del novio de mi hermana, sino de un señor con barba y pinta de pocos amigos, al que me imaginé en la otra oficina reclamando a bramidos su documentación.
Comencé una carrera contrarreloj: hora y cuarto para ir de Platería Martínez 1 a Velázquez 69, intercambiar los documentos (sin barbudo cabreado, por suerte) y volver, antes de que cerrasen los sirios la admisión de documentos. Me sobraron 10 minutos al final...

(en el Metro, una abuela muy sabia que llevaba a sus nietos a jugar al Retiro los ordenó por edades para evitar peleas cuando todos pretendían pulsar el botón de apertura de puertas en cada estación)

...pero gracias a la poca siriedad de los empleados de la embajada y de los del banco donde tuve que pagar las tasas no salí de allí hasta una hora más tarde...

- Hola, quería tramitar un visado, dijo una señora en un español titubeante
- ¿Nacionalidad?
- Estadounidense
- No es aquí
- ¿Cómo? ¿pero entonces dónde...?
- NO es aquí


Y punto. Y yo a la Facultad, a comer y a seguir trabajando.

24/6/08

23/6/08

Piensa mal...

Como quiera que de momento sigo trabajando por amor al arte, ya que no se ha resuelto ninguna de las dos becas que he pedido ("para las que he aplicado", como se les oye decir a algunos), no estoy en condiciones de dejar pasar ninguna oportunidad. Ahora son las becas de la UCM las que acaban de ser convocadas: de nuevo rellenar formularios, fotocopiar méritos, redactar memorias de proyectos y solicitudes de admisión para que las firmen en el Departamento… Con una novedad; por no haber sido alumno de la UCM, me piden que presente dos documentos a mayores: Un certificado en el que aparezca la calificación máxima y el aprobado en mi universidad de origen (se supone que son 10 y 5, pero por lo visto sólo lo supongo yo…), y otro en el que conste la nota media de toda mi promoción.
¿Y dónde está la gracia? Que en la USC me dicen que esos dos documentos “no existen”, que nunca se los ha pedido nadie, que no están regulados por ningún decreto, que no saben cómo hacerlos… Que no me los van a hacer, vaya. Pues vaya, eso digo yo. El problema está en que si no los presento automáticamente mi nota media de cara a la beca pasará a 1’6, el mínimo para poder solicitarla. Y como a estas alturas del año, del partido y de la Eurocopa yo ya ando un poco mosca, me ha dado por pensar que los de la UCM deciden así cubrirse un poco las espaldas, pidiendo papeles que nadie puede presentar para así favorecer la los propios estudiantes de la UCM. Que es un pensamiento absurdo y bastante mezquino, ya, pero…

22/6/08

¿Pedir perdón? ¿Por?

Nosotros sí; nosotros sí pasamos...

Ya sabéis que Vero actualmente trabaja como monitora, tanto para MadScience como para SEO. El trabajo gordo con SEO ha sido el de organizar rutas para colegios por distintos parques de Madrid, pero ahora que ya ha acabado el curso continúa con rutas para el “gran público” los fines de semana. y hoy, como casi no tenía gente apuntada para un recorrido por la Casa de Campo, pues me ofrecí encantado a acompañarla. La ruta se desenvolvió por una especie de reserva municipal vallada dentro del parque, destinada a la recuperación del encinar original y a proyectos de educación ambiental.
Realmente contrastaba bastante la limpieza y aspecto “salvaje” de un lado de la valla con el más pisoteado y ensuciado del otro. Y para variar, a lo largo de la mañana fueron surgiendo los típicos comentarios de “cómo somos los hombres, los mayores depredadores”, “los hombres lo destrozamos todo” y similares. Y no; realmente este tipo de comentarios (que no suelen ser tan suaves, además) me enfadan bastante.
Me enfadan por una parte por el tono científico-pesimista que le dan algunos, una especie de “bueno, no te preocupes, total sólo somos una especie más y acabaremos extinguiéndonos, y el mundo seguirá adelante sin nosotros mucho mejor...” ¿Una especie más? La más idiota, en todo caso, ya que lo que buscan todas las demás es sobrevivir, y no extinguirse... ¿Qué pasa, que tengo que pedir perdón por estar vivo? Pues no, no me da la gana; soy un hombre, y orgulloso de serlo.
Y me enfadan sobre todo por el tono generalizador. Por mucho que le pese al científico-pesimista, no somos “una especie más”. El mejor de los muchos dones que nos ha dado Dios al crearnos a su imagen y semejanza es el de la libertad individual, la capacidad de escoger el obrar bien o mal, de forma opuesta muchas veces a como nos pide el instinto que tenemos por ser también animales. Todos “los carboneros garrapinos” se comportan en gran medida de la misma manera, pero afortunadamente “los hombres” no. El mismo que se queja de que “todo lo ensuciamos y destrozamos” se contradice a sí mismo por el simple hecho de ejercer su libertad al llevarse hasta una papelera la botella del agua que se acaba de beber...

PD. Una nota absolutamente maliciosa: ahora que tan de moda está lo eliminar los sustantivos genéricos, lo de miembros y miembras, @rrobas y demás; todavía no he oído a nadie (a ninguna) decir “los hombres y las mujeres somos lo peor...”

20/6/08

And suddenly, everything made sense...

Estas dos últimas semanas ha estado trabajando en el laboratorio Ruth, una escocesa que, como las otras visitantes internacionales, ha venido a aprender algo acerca de cómo trabajar con la malaria aviar.
Ayer pudimos además disfrutar de una charla muy bien preparada que nos dio sobre uno de los aspectos de su tesis doctoral: Round Island es un peñasco volcánico situado 20 Km al NE de isla Mauricio. A mediados del S.XX comenzaron a criar allí dos especies de petreles prácticamente idénticas, pero que hasta ese momento no compartían áreas de reproducción: el petrel de Trinidade Pterodroma arminjoniana, que hasta la fecha sólo criaba en dicha isla, frente a la costa brasileña; y el petrel de las Kermadec Pterodroma neglecta, más o menos bien distribuido por todo del Pacífico.
Ambas especies se hibridan ahora en Round Island, y escuchando a Ruth descubrí de repente que al final sí se me había quedado algo de los cursos de doctorado, y que estudiar conceptos como la heterocigosidad esperada o Fst sí servía para algo. Casi me pongo ahora con más gnas, a terminar de una vez los dichosos trabajos que nos mandaron…

19/6/08

Los topillos

No he comentado apenas nada sobre las explosiones demográficas de topillos campesinos Microtus arvalis de este último par de años y de las barbaridades que se han dicho y hecho al respecto; pero ahora que ya remite, y que autoridades y sindicatos, después de arrasar el campo con venenos y quemas, se atribuyen el mérito de un proceso natural (más o menos como si se atribuyesen el hacer que llueva...), creo que merece la pena que leáis atentamente este artículo del biólogo Alfonso Balmori. Parece largo, pero no tiene desperdicio.

18/6/08

Mentar la bicha

España Directo (La Primera, 18:00), uno de tantos programas televisivos fabricados mitad con sucesos escabrosos, mitad con noticias... “curiosas”, nos sorprendió hace días con un par de reportajes sobre “la Señora”, cuyo contenido podéis encontrar magníficamente relatado en el siguiente enlace; leedlo, de verdad.
En fin, entiendo que a la gente le puedan dar miedo las serpientes, pero de ahí a que un barrio entero esté paralizado semanas porque hay una culebrilla en un tejado... Qué país. Lamento no haber encontrado el primero de los vídeos, donde un iluminado explicaba la “Estrategia del Conejo”; pero sí el segundo, donde ya se establecen día y hora para la solución final.

17/6/08

Las Moleskine molan si hay algo que apuntar en ellas...

Sólo el penitente pasará...
Cualquiera que haya cogido un topo coincidirá conmigo en que tienen un pelaje extraordinariamente denso y suave, realmente gustoso al tacto; de hecho, fue bastante usado en la fabricación de guantes de cuero de interior “peludo”. El moleskin (literalmente, “piel de topo”) es un tejido de algodón particular, muy mullido y suave. Y, aunque no están recubierto de ese tejido, de él toman el nombre los famosos Moleskine, los cuadernos de notas empleados por personalidades como Picasso, Hemingway o incluso Indiana Jones. Los Moleskine originales salían de una fábrica parisiense cerrada al morir su dueño, pero hace poco una marca italiana ha vuelto a comercializar unos cuadernos esencialmente idénticos: de tapas y lomo duro que permite abrir del todo el cuaderno, con una cinta marcapáginas y un elástico para mantenerlo cerrado, en multitud de tamaños y estilos de papel.
Yo siempre me he fabricado mis propios cuadernos de campo, encuadernando octavillas en una papelería; y he ocultado mi envidia al ver cómo entre mis compañeros se extendían los nuevos Moleskine disfrazándola de rechazo a la pijería... Si bien es cierto que no merece la pena hacer el desembolso para la mala letra y los malos dibujos que hago, y realmente las jornadas de campo bien redactadas e ilustradas en uno de esos cuadernos, son algo digno de conservarse y enseñarse... como espero que haya hecho Javi (él, que sí tiene buena letra y dibuja bien) hoy que, de trabajo de campo en Cuenca, por fin ha tachado al primero de su lista de “¿pero todavía no has visto un...?”, la carraca europea Coracias garrulus, ¡ENHORABUENA!

16/6/08

"Con el permiso del Tribunal..."

Con el permiso del tribunal (y además de la de Ana, a la que pude ir aprovechando unas breves vacaciones de mi estancia en Mallorca), son ya tres las Tesis de Licenciatura (tesinas) que han defendido compañeros de departamento este año; la última, de Jaime, esta misma mañana.
La tesina no es un paso obligatorio en la carrera académico-investigadora, y nunca me planteé hacer una, pero ahora que ya estoy metido de lleno en el doctorado casi me arrepiento. Un poco porque veo que me habría venido muy bien hacer alguna cosa así: rápida, pero que hay que currarse, que veo que a los que la hacen les da luego mucha soltura a la hora de plantearse cuestiones, de diseñar experimentos y pruebas estadísticas, y de buscar en las fuentes apropiadas... Y a la hora de defender un trabajo “de verdad”, y no un entretenimiento de los de la carrera, delante de un tribunal. No es que los tribunales que he visto hayan sido excesivamente duros (bueno; el de Ana, un poco), pero es gente que ya te pregunta y cuestiona tu trabajo con cabeza, y no como cuando todos callan en clase para que no les preguntes luego tú a ellos.
Por lo demás, luego siempre viene la parte buena de la comida de pinchos, que yo agradezco especialmente, porque “aislado” en la planta 2 del Edificio Anexo muchas veces paso días y días sin saber nada de “mis” compañeros del departamento... Sí, y porque se come mucho más a gusto que en la cafetería; desde luego :-)

14/6/08

Algo malo tendría que tener...

Yo, que creía que que a uno no le gustase el fútbol no aportaba más que ventajas para la mente y el corazón, acabo de descubrir que también puede tener su lado negativo: Mientras os mordéis las uñas esperando a ver cómo se resuelve el 1-1 que os dejó la primera parte, yo me “entretengo” pasando a limpio a mi madre trabajos de la carrera... No por mucho tiempo; dentro de media hora me voy a ver cómo es el Auditorio por primera vez, aprovechando que actúa la Coral del Liceo, en la que canta mi padre. Por lo demás, un fin de semana normal...

13/6/08

La primera de la cinta

El año pasado os enlazaba en la entrada del 13 de junio a una canción popular española que narra un milagro tan apócrifo como encantador de San Antonio. Es una canción que, al menos en mi casa, tiene su historia: Siendo yo muy chico, mi padre apareció un día con una casete de Cecilio, cantante relativamente bien situado en las listas de ventas de los puestos de cintas de romerías y gasolineras por aquel entonces. Para sufrimiento atroz de mis hermanos y deleite mío, aquella cinta nos acompañó años y años en nuestras idas y venidas de domingo a la aldea, a ver a mis abuelos. “El niño y los pajaritos” era el primer título con el que se arrancaba Cecilio cada vez que iniciábamos viaje, y poco a poco su letra y melodía se fueron grabando a fuego en mi tierna memoria (restando sin duda sitio para todas las cosas importantísimas que han intentado enseñarme después en el colegio y en la Universidad).
Cantando esta canción me hice “famoso” en distintos momentos (cantando la segunda de la cinta también, aunque éstas ya son otras historias a olvidar...); hasta hace poco sólo podía mostraros yo la letra, pero gracias a que alguien se preocupó de colgarla en YouTube, podéis ahora también disfrutar de la interpretación de el Ruiseñor Verato.

12/6/08

MCH-OUR

Bueno, pues huyo de la crisis cual rata de un futuro pecio: Si Dios quiere en una hora estaré en el tren ya camino de Orense, entre otras cosas a celebrar mañana el santo de mi anciano abuelo y el mío propio; a ver qué tal tiempo hace...
Y ya que pan no hay, os dejo un poco de circo. Ayer descubrí dos de los que posiblemente sean los vídeos más cutres de todo YouTube; que los disfrutéis :-D



El Chiki-Risto

El Chiki-Rajoy

11/6/08

Llegó la crisis

El lunes fuimos al Mercadona mi hermano y yo, a hacer una compra de lunes normal. El panorama era desolador: Colas kilométricas ante cada caja, gente con los carros a rebosar, estanterías desabastecidas... Y cada día que pasa, peor; ¡llegó la crisis!
Desayunando con Begoña y Alipio veo cada día cómo las columnas de camiones, avanzando impertérritas por las Aes, estrechan cada día su cerco en torno a la capital, impidiendo el tránsito de vehículos y la llegada de nuevos suministros básicos; ¡llegó la crisis!
La Facultad bulle de chavalines que están estos días haciendo las pruebas de acceso a la Universidad. Pululan por todo el aulario, dejándose sus ahorrillos en la máquina de cafés estropeada y preguntándome luego si sé por qué no funciona... “Porque la Facultad se financia con lo que tú metes ahí, chaval; ¿o no sabes que estamos en crisis?”
El día amaneció totalmente soleado y prometiendo una tarde calurosa, pero los nubarrones que desbordan sobre la Sierra avanzan también ellos hacia aquí, augurando tormentas que me impidan de nuevo esta tarde ir a la piscina; ¡llegó la crisis!
Entro como cada día en Internet en la página de las becas: mi solicitud sigue estando “recibida satisfactoriamente” y “en curso”. Sin noticias de resolución, y el verano a la vuelta de la esquina; ¡llegó la crisis!
Por todo esto, y por mucho más, está claro que...


Dedicada a D. Eduardo y a los alumnos de Vertebrados del año pasado :-)

10/6/08

Repetir de noche lo que pasa de día (y II)

Sí, los murciélagos también se anillan...


Aves y murciélagos apenas sí interaccionan. Viviendo unas mayoritariamente de día y otros de noche, no suelen producirse encuentros entre ellos más que durante el crepúsculo, y si hay alguna relación normalmente suele ser de depredación de las primeras sobre los segundos. Por ejemplo, cuando trabajé limpiando egagrópilas de lechuza común Tyto alba en 4º de carrera, encontré varios cráneos de barbastela Barbastella barbastellus en las de un ejemplar que debía de haberse especializado en capturarlos en su reposadero. Y casi no se conocen casos de depredación de murciélagos sobre aves: sólo cuatro o cinco especies de grandes murciélagos tropicales carnívoros, que se alimentan sobre todo de ratones y lagartijas que detectan maniobrando lentamente entre el follaje selvático, se sabe que capturan también pajarillos dormidos...
Pero hace muy poco, científicos italianos informaron del hallazgo de plumas en heces de nóctulo gigante Nyctalus lasiopterus, el mayor murciélago de Europa, del tamaño aproximado de un vencejo. Supusieron que los murciélagos habrían capturado a las aves al hallarlas en huecos de árboles, buscando lugares para descansar. Y no fue hasta 2001 que un equipo conjunto de la EBD y de la Universidad de Alcalá demostró que la realidad era bien distinta: Analizando miles de heces de nóctulos de La Rioja, Sevilla y Jerez descubrieron una preponderancia absoluta de plumas coincidiendo con los pasos migratorios pre- y sobre todo postnupcial de los pajarillos, desapareciendo luego durante el resto del año. Así pues, al igual que el halcón de Eleonor Falco eleonorae se ha adaptado a capturar las aves migradoras durante el día, el nóctulo gigante hace lo propio durante la noche (cuando de hecho migran la mayor parte de las aves, posiblemente para evitar a los depredadores diurnos).
Da un poco de cosa, imaginar un grupo de pajarillos atravesando en la quietud de la noche un paso pirenaico a cerca de un kilómetro de altura, y ver cómo de repente de la nada surge un nóctulo gigante, amparado en la penumbra y en su vuelo absolutamente silencioso, para capturar a una de las aves. Las manipulan en vuelo, al igual que harían con una gran polilla, arrancando las alas primero y devorando después la pechuga mientras las sujetan con sus patas traseras. Es maravilloso ver cómo, donde hay comida, siempre aparece alguien dispuesto a comérsela...

9/6/08

Repetir de noche lo que pasa de día (I)

Las golondrinas y los vencejos, dos grupos de aves lejanamente emparentados, comparten sin embargo por evolución convergente una morfología y hábitos sorprendentemente similares: Ambos presentan adaptaciones al vuelo rápido y acrobático, como son las alas falciformes y la cola más o menos ahorquillada; crían en riscos y paredes en huecos o en nidos hechos con barro y saliva y son en general muy migradores. Y se alimentan de lo mismo; de lo que se ha dado en llamar “plancton aéreo”, nubes de pequeños insectos voladores. Para capturarlos ambos poseen enormes bocas de pico pequeño, rodeadas de plumillas filiformes que “tejen” una especie de red que cierra los lados de la boca, formando un embudo apto para capturar sus pequeñas presas...
Pero cualquiera que se haya parado a mirar una farola sabe que de noche también vuelan los bichos; y muchos, además. Otro grupo de aves, los chotacabras, se han adaptado a capturarlos. Sus parientes más cercanos son los búhos, pero de nuevo comparten con vencejos y golondrinas una estructura corporal muy similar. Como podéis ver en la foto del chotacabras cuellirrojo Caprimulgus ruficollis de arriba y el vídeo del chotacabras europeo Caprimulgus europaeus capturado para anillamiento de abajo (son éstas las dos especies que tenemos en España), el pico es diminuto y la boca enorme.

Y una curiosidad más: para limpiar la “red de captura” y las presas más grandes y peludas (como muchas polillas, por ejemplo) poseen otra curiosa adaptación, una uña pectinada (a modo de peine) en el dedo III.

8/6/08

Verofinde (y II)

El Manzanares no siempre es tan feo como lo pintan...


El objetivo estaba claro: Transformar el fin de semana en un festival de los pájaros y el aire libre. Así que esta mañana volvimos a vernos Vero y yo para dar una vuelta por la ribera del Manzanares aneja al Monte de El Pardo, para que pudiesen ambos tachar la oropéndola Oriolus oriolus, un pájaro bonito donde los haya. No parecía nada complicado; los sotos de Madrid suelen estar a rebosar de estas pintorescas aves y se las oye (que no se las ve) por doquier. Sin embargo, a medida que pasaba la mañana se nos iban acabando los kilómetros de recorrido y el bicho en cuestión no aparecía... Hasta que al final lo hizo; pero para eso casi mejor que no: Un espléndido macho apareció de la nada, se posó en una rama cerca de nosotros y desapareció; tan rápido fue todo que yo apenas pude enfocarla, y la pobre niña no pudo ver más que una mancha negra y amarilla que desaparecía en la espesura para no volver... Y eso cabrea; y mucho además, porque también han sido varias las especies que he tachado yo sin más que fracciones de segundo para verlas, y sé la rabia que le entra a uno. Para más inri, se nubló y se puso a llover, así que atajamos campo a través hasta la carretera y de cabeza al bus, de vuelta a casa.

Aunque no hay mal que por bien no venga; debido a la lluvia llamaron a Vero avisándole de que no se iba a celebrar un cumpleaños en el que tenía que trabajar de animadora, por lo que ha podido quedarse esta tarde descansando en casa. Y por las oropéndolas no hay pena; si total, Madrid está llena de ellas...

7/6/08

Verofinde (I)

Zarcero común Hippolais polyglotta

Vero, aunque no lo reconocerá nunca públicamente y lo negará en los comentarios de esta entrada, está un poquillo celosa de que últimamente parece que en mi blog el concepto “pajareo” va indisolublemente unido al de “Javi”. Y tiene razón; pero es un poco lo que tiene que tú ya no estés en la Facultad, que tengas tanto trabajo, y que a él lo veo todos los días. En cualquier caso, yo también te echaba bastante de menos :-)
Esta mañana nos hemos ido los dos hasta un bosque cercano a El Escorial, donde anilla los fines de semana mi director y un par de amigos suyos. Allí estuvimos aprendiendo un montón de mudas y edades de pájaros; y pudimos además de forma inesperada tachar al pico menor Dendrocopos minor, una especie diminuta de pájaro carpintero detrás de la cual llevábamos mucho tiempo sin éxito.
Y esta tarde hemos inaugurado la temporada de baños de la piscina de la UCM. Qué ganas tenía ya, de nadar y de que me diese un poco el sol... Se me está dando bien de momento, esto de sobrevivir al fin de semana solo, con mi hermano en Orense...

6/6/08

¿Para comer? Pollo...

Con la primavera ya a punto de dejarnos, son legión los pollos de toda especie que, recién salidos del nido, persiguen a sus padres ciudad adelante. Se les reconoce fácilmente porque suelen ser aún muy colicortos, por las “boqueras” amarillas hinchadas en las comisuras del pico, y por la lata que dan, reclamando que se les siga alimentando cuando muchas veces son ya capaces de buscarse la vida solitos...
Y, al igual que los pollos comen, hay quien se los come a ellos. En esto los de torcaz se llevan la palma; merecidamente, debo añadir, ya que el concepto de “nido inexpugnable” que tienen estas palomas (cuatro palos mal puestos, a través de los cuales incluso se ven muchas veces los huevos desde abajo) invita a hacerse con su contenido: los milanos negros evolucionan elegantemente entre las ramas de los cedros del Parque del Oeste, llevándose entre las garras orondas pelotas fofas de plumón amarillento; y las urracas entran a sangre y fuego por todas partes, rematando a pie de árbol al desdichado.
Y las hormigas, siempre ahí, aprovechando hasta el último pedazo...

5/6/08

Y fueron felices, y cazaron...

¡Codornices!
Ayer por la tarde, por romper la rutina del trabajo de laboratorio, fuimos a anillar machos de codorniz Coturnix coturnix a Campo Real, en el marco de uno de tantos proyectos paralelos en los que colabora mi director.
El método de capturarlas difiere del usual para capturar pajarillos, con la red japonesa extendida entre dos palos. Primeramente se detectan machos cantores (el canto de la codorniz es muy característico, y le ha valido multitud de nombres onomatopéyicos); si no cantan, se les provoca emitiendo el reclamo grabado de una hembra. Una vez detectado un macho cantor, normalmente en un campo de cereal, se extiende una red sobre la mies a una distancia prudencial, y se le atrae reproduciendo a intervalos el reclamo de la hembra. El macho encelado suele acudir sin pensárselo dos veces, ora dando cortos vuelos, ora caminando (es más divertido así, porque sólo se ven moverse y apartarse los tallos a su paso, y parece que se acerca un león o un dinosaurio o algo así). Cuando ya el bicho está moviéndose bajo la red, prácticamente delante de las narices de uno, se le asusta, sale volando y se enreda; y ya se le coge sin mayor problema...
Y así se nos fue la tarde. Como suele ser habitual en las jornadas de anillamiento vespertinas, es a última hora cuando se produce un mayor número de capturas. A nuestro alrededor, a medida que se serenaba la tarde, fueron desperezándose los pájaros que habían pasado el mediodía amodorrados por el calor: Calandrias, cogujadas, sisones y las propias codornices primero; dando paso luego a mochuelos y alcaravanes. Todavía no se habían callado éstos cuando comenzaron los chotacabras cuellirrojos, estando ya nosotros de retirada... Pues sí, echaba de menos salir al campo.

Examinando la muda alar

4/6/08

Dos chistes biológico-religiosos

Esto es una bióloga que tiene gemelos; a uno lo bautiza y al otro lo deja de control...

- Oye, tengo que presentarte a mi novia. Es una tía genial; y tambien es bióloga...
- Anda, qué bien... ¿Y también es de bota, como tú?
- Pues no, la verdad es que no reza mucho...

3/6/08

Vivant encore

Click para ampliar. El subrayado es mío...

Sigo vivo. Con un examen mañana que todavía no he mirado, con Internet estropeado desde el sábado y con malos resultados en el laboratorio; pero vivo aún. Y contento, pues todavía me siguen haciendo gracia cosas…
… Por ejemplo este cartel que apareció ayer por la noche en la puerta de los del piso de enfrente, que me hizo sonreír al descubrir que no soy yo el único de la planta que comparte habitación con los vencejos, aunque sea con el falso techo de por medio.
… Por ejemplo, que ayer todo el que entraba en una sala donde dos más que venerables profesoras llevaban a cabo sus experimentos, no se resistiese a soltar algún comentario en plan: “A ver, a ver, las becarias, cómo trabajan…” “Esas tesinas, esas tesinas, que llega el verano y están sin entregar…
… O la chica que el domingo en el Paseo del Plado obligó a su muerta de la vergüenza amiga a posar atada a un árbol con un foulard mientras gritaba “¡No a la tala!” y “¡Baronesa, alcaldesa!”, para sacar esa foto que enseñar para echarse unas risas tras el fin de semana en Madrid.
Y mañana más, que tengo que comer y ponerme a estudiar :-)