31/5/13

Adenda en negro al fin de semana

Todos los córvidos tienen su puntito, pero siempre he sentido por las grajas un afecto especial; más incluso que por los endémicos, bullangueros y pintados rabilargos. Esta especie, que es abundante por toda Centroeuropa y establece a menudo sus colonias y dormideros dentro de las ciudades (como en Lund), era frecuente en invierno por los pagos españoles; pero su población invernante se fue reduciendo a lo largo de todo el S. XX y ha terminado por desaparecer. Sin embargo, curiosamente, las grajas crían en el SO de la provincia de León, en unos pocos parques urbanos y choperas situados entre la capital provincial y La Bañeza; constituyendo un núcleo aislado (que sin embargo no es pequeño, pues asciende a unas 2.500 parejas) a cientos de Km de las colonias francesas más cercanas.
El viernes, a la que subíamos al Bierzo, paramos precisamente en La Bañeza; para echarle un ojo a las grajas. Yo las había metido de tapadillo en mi lista española tras habérmela tachado sin ninguna garantía desde el coche en un viaje a Salamanca, allá por 8º de EGB, así que agradecí esta oportunidad de confirmarlas. Estuvimos un buen rato frente a la rookery ("grajera" en inglés; que por extensión ha pasado a denominar cualquier colonia de cría, no sólo de aves, sino también de mamíferos e incluso de tortugas marinas), y disfruté mucho viéndolas pelearse, hacerse arrumacos y llamarse unas a otras con ese gesto tan característico que tienen, inclinándose hacia delante al tiempo que extienden la cola. Disfruté mucho más al poder verlas de manga corta; no como en Normandía, no como en Suecia, no como en Edimburgo... Disfruté mucho en resumen del fin de semana; mil gracias Vero por habernos invitado a subir a tu casa :-)

30/5/13

Mayo florido y hermoso

 Montes de Valdueza, encaramado a una ladera del valle del Oza; desde un repecho de la ruta circular que une este pueblo con Peñalba de Santiago y otros tantos pueblos con sus monasterios de la llamada "Tebaida berciana".

 Todos estos valles, como los orensanos, están llenos de enormes y retorcidos castaños.

 Y sobre los valles, los montes relucen con un paisaje que, con su aspecto agreste, oculta su origen totalmente artificial. Y es que, de forma natural, los brezos y retamas que tapizan estas laderas crecerían sólo en ciertos claros, acá y acullá. Originalmente estos montes serían un extenso melojar, talado en gran medida desde tiempos pretéritos y que, hasta mediados del S. XX, estaría transformado en una serie de campos de cultivo, alternando pasto para el ganado y centeno. Y si desde los años 60 no ha vuelto el melojar (sí lo hace, poco a poco) es básicamente por causa del fuego, que consume estas tierras (igual que en Galicia) cada poco. De esta forma los brezos, que rebrotan de cepa muy fácilmente tras el fuego, se enseñorean en este triángulo de León - Orense - Zamora.

 Erica (australis) aragonensis -rosa-, Erica arborea -blanco- y Pterospartum (o Genista) tridentatum -amarillo-; brezos y carqueixas, dominan el paisaje de estos montes pizarrosos, de suelos ácidos.

 Pero entremedias surgen dos picachos totalmente desnudos de brezal y cubiertos en cambio de ¡encinas! La transición entre el monte de pizarras y el calizo es tan abrupta que, literalmente, dando dos pasos la vegetación cambia de manera radical. Y es en las pedreras de ese estrecho valle que se abre en la imagen, fácilmente erosionado por el agua, donde se rodó el famoso vídeo de las lagartijas. Y allí es donde íbamos, llenos de ilusión.

 Ilusión que duró bien poco, al ver que sólo éramos capaces de localizar una de las cuatro especies prometidas: la lagartija roquera Podarcis muralis. Bueno, no es una especie que vea todos los días precisamente; así que ni tan mal... Ah, y hablando de "reptiles", esta noticia de hace tres años me la mandó Tania hace unos días.

Y una hierba de ballesteros verde Helleborus viridis, sin más, para terminar con la crónica del pasado fin de semana. Y el siguiente, ¿a dónde? :-)

29/5/13

El traje

"El Traje" es una película española de 2002, de un inmigrante que ve cómo cambia su suerte (no siempre a mejor) cuando de la noche a la mañana se ve con un traje elegante que ponerse. Con mi traje viajé ayer yo en el tren de vuelta a Madrid; con el traje que tan poco me pongo (aunque no será por falta de ganas), con un traje que será de los pocos que se vean en las tesis defendidas en mi Facultad. Veremos qué tal se nos da cuando toque...

28/5/13

A un lado y otro de la frontera

 Bonito. El monte estaba bonito a más no poder. La verdad es que este año estoy saliendo tanto al campo los fines de semana que he pillado lo mejor de la primavera: tanto hace un mes en el sur como ahora en el norte... y es que, no se ve muy bien en la foto, pero tanto los montes bercianos que rodeaban Barjas, la aldea donde dormimos; como los de Ancares o los Aquilianos donde fuimos el domingo; parecían pintados, de tanta flor rosa, amarilla y blanca como los cubría.
 Y entre los mil tonos de verde de prados y bosques recién brotados, asomaban también las flores; demasiadas como para reseñarlas todas. Demasiadas también para terminar de decidirme a meterme con más ganas en la Botánica, dado lo mucho que me gusta poder poner nombre a todo... Aquí, Javi y Raquel retrataban una Dactylorhiza maculata.
 Y aquí otra orquídea, una Orchis italica. Una de las de un amplio grupo que, debido a la forma de su labelo, se conocen colectivamente como "flores del ahorcado" o "flores mono". En los prados, además de orquídeas, todo el cortejo de encantadores pajarillos de la campiña norteña, como alcaudones dorsirrojos, acentores o escribanos cerillos.
 Nuestro destino para el día eran Os Ancares, metidos ya en el lado lucense del macizo. Además de recorrer encantados mucha carretera sinuosa, hicimos una de las rutas más clásicas: la que, partiendo del albergue de Degrada (el del urogallo de Fraga), llega hasta...
 ... el pico de Tres Obispos, precedido por un imponente circo glacial y al que no llegamos a subir, pues nos apetecía más invertir el tiempo en recorrer de regreso el cerrado bosque del valle del río Vara. Los bosques de la cordillera Cantábrica y de Pirineos sorprenden mucho al peninsular del sur por la diversidad de especies arbóreas que albergan, tan diferente de las masas prácticamente uniformes de encinas, melojos o pinos a las que estoy cada vez más acostumbrado.
 Comimos en esta agradable pradera, tachonada toda ella de "mi" flor estrella de 2013: ¡los narcisos!
 Narcissus pseudonarcissus nobilis, de corona blanquecina y trompeta amarilla; endémico del oeste de la cordillera Cantábrica y  na de las tres especies que vimos el sábado, junto con el más habitual N. triandrus triandrus y el...
 ... Narcissus asturianus; otro más nuevo para mí. De aves no estuvo la cosa tan servida, aunque pudimos disfrutar del canto del bisbita arbóreo Anthus trivialis, que no se oye por el sur; y ver también un buitre leonado (50 Km al este no me habría llamado la atención; pero en Galicia, donde no crían, son bastante escasos).
Íbamos también con ganas de herpetos, y en este sentido la salida resultó muy provechosa para mí, pues me pude tachar un bicho al que tenía muchas ganas: la lagartija serrana Iberolacerta monticola cantabrica. La de la foto es una cría feúcha, pero había algún macho  adulto verde hierba también. Y un macho precioso de lagarto verdinegro Lacerta schreiberi. Y nos quedamos con las ganas de ver víbora de Seoane, que sería nueva para mis compañeros.

La siguiente parada, tras descansar un rato y tomar algo en el albergue, Piornedo; a apenas unas cuantas curvas de carretera de allí.

Y a cada poco, claro, su arroyuelo o su fuente; sitios que fuimos fichando con luz para en el viaje de vuelta, ya de noche, ir parando a buscar (con éxito, como os mostré ayer) salamandras rabilargas.
Piornedo es una aldea un tanto "museizada", un tanto artificial; muy conocida por la gran cantidad de pallozas que se mantienen bien conservadas.
Y ya para acabar, un chiste para los que lo entiendan :-) You know nothing...

27/5/13

Al caer la noche

 Cada vez más, lo habréis notado en las entradas de este blog, nuestras escapadas bicheras (como la de este fin de semana por Os Ancares y El Bierzo), incluyen una carga considerable de horas nocturnas. El cuerpo lo acusa al día siguiente, vaya que si lo hace; y uno termina deseando descansar entre semana de las palizas que se mete el finde; pero el resultado bien merece la pena.
Aunque realmente estos días pasados no vimos de noche tantísimas cosas (nada que ver desde luego con Monfragüe el fin de semana anterior), la calidad compensó la cantidad. Al llegar el viernes por la noche (cerrada) nos cruzamos con el coche con un enorme y encantador erizo Erinaceus europaeus, el primero que veo vivo en España (me lo había tachado en Suecia).
 El sábado por la noche, parando de fuente en fuente a lo largo de la carretera de Piornedo (Lugo), nos encontramos con este caracol de Quimper Elona quimperiana, especie de buen tamaño fácil de reconocer porque su concha, traslúcida, es plana, al no extenderse la espira en vertical. Este escaso caracol posee una curiosa área de distribución, ya que aparece en las zonas de influencia atlántica muy húmeda del norte de España, y después desaparece hasta volver a estar presente en Bretaña; donde está la ciudad de la que toma su nombre.

Pero sin duda la especie estrella del fin de semana, la que más ilusión nos hizo a todos, fue la salamandra rabilarga Chioglossa lusitanica; especie endémica de las zonas más húmedas del NO peninsular. Nos las encontramos junto al caracol, trepando cual lagartijas por paredes que rezumaban agua, "buceando" entre las mullidas alfombras de musgo.

Y, aunque sin foto, se sumaron a la lista nocturna salamandras europeas, ranas patilargas (otro endemismo), cárabos europeos, lechuzas comunes... en resumen, que compensa :-)

25/5/13

Breve, desde León

En los Ancares leoneses estoy ahora mientras me leéis (si Dios quiere, que como supondréis esto lo he dejado programado), pasando el fin de semana con Vero, Raquel y Javi: hoy toca monte (espero ver lagartijas serranas, y -¡ojalá!- pechiazules y perdices pardillas, y liebres de piornal; pero si no queda más remedio y toca ver algún oso pues que sea también, qué remedio) y mañana también, pero uno que ya os sonará ;-) Aunque estaba la semana pasada tan nevado que no sé yo... En fin. y mañana, después del monte, viajecito a Orense en tren  desde Ponferrada (¡qué verborrea me gastaba, madre mía!). Y ya desde allí os cuento; que vaya bien :-)

24/5/13

Arrivederci!

Casi parece que fue ayer, y a lo tonto ya hace sus añitos que llegaron Miche y Elena (aquí, aquí o aquí, por ejemplo). Y a lo tonto también han ido dejando sus tesis muy encaminadas; y ahora, a punto de terminárseles sus respectivas becas, se vuelven a Italia "para siempre"; en el mismo Fiat azul y con un bebé en camino... tendrán que volver para sus defensas de tesis, claro, pero "se van", en definitiva, el próximo miércoles; y se nos hace a todos demasiado raro ese concepto, aunque terminemos yéndonos los demás también por esos mundos de Dios... Ayer por la tarde celebramos la despedida oficial, con una merendola en el Parque de la Bombilla; y a pesar de un cierto ambiente tristuno nos lo pasamos la mar de bien :-) ¡Espero chicos que volvamos a vernos pronto y muy a menudo!

23/5/13

El día del azor

Hace casi cinco años, prácticamente al inicio de la tesis, el mismo día de comienzos de verano me concedieron la FPU y me taché el azor; dudo de que alguno de vosotros se acuerde (y si decís que "sí" os llamaré mentirosos, jeje). Y exactamente igual que de aquellas, ayer depositar la tesis en el Departamento no es que me hiciese especial ilusión, y tuve que esforzarme por ponerle buena cara (poco me esforcé, de hecho) a los becarios; debe de ser mi sino, el de no disfrutar de las cosas que tardan demasiado en llegar. En cualquier caso, si algún día ha de marcar una diferencia supongo que será el de la defensa, ya que tras el punto de inflexión de ayer hoy sigo con los quehaceres de siempre: escribir y escribir, analizar y analizar... aunque habrá que empezar a preparar una presentación también, a ver si me queda bonita...

22/5/13

Canutillo

... tras una larga sucesión (como no podría ser de otra manera) de malentendidos, errores, cosas a medio hacer y demás zarandajas; por fin ayer pude salir de la Facultad a última hora de la mañana corriendo, imprimir dos copias de la versión provisional de la tesis y volver a tiempo para depositarla en la Secretaría del Departamento.. a tiempo volví; pero la secretaria ya no estaba, claro :-/ Así que para hoy se queda el asunto: hoy deposito, si Dios quiere. Y a ver si los plazos discurren con la suficiente agilidad como para que también pueda leer antes de que acabe el curso.

21/5/13

MonfragüExtreme

 Buenas, queridos lectores; disculpad que os tenga tan abandonados, pero el fin de semana llegamos ya tarde a casa y ayer estuve la mar de atareado... Este (supongo) último Monfragüe del año ha hecho un tiempo bastante feo, frío y demás; pero en compensación hemos visto bichos p'aburrir (a base de no dormir apenas, claro), así que no me quejo lo más mínimo...
 Un pollo colicorto de escribano montesino Emberiza cia, que reclamaba insistentemente la atención de sus padres. Nunca había visto un pollo de esta especie, jeje (no es que sea especialmente bonito tampoco, pero la novedad es la novedad); pero a mayores de esto el cupo de bichos con plumas ha estado suficientemente cubierto: entre otras muchas cosas vimos todas las águilas; o chotacabras cuellirrojo Caprimulgus ruficollis, tanto en vuelo como posado. Sólo nos faltó, para variar este año, el búho real.
 Aunque el apogeo del monte, con todos los jarales florecidos, ya se había pasado; asoman la cabeza ahora algo más adelante muchas otras flores interesantes, como la dedalera de roca Digitalis thapsi, que veis en la imagen tanto en su forma rosa normal como en una rara mutación blanca.
 Y una especie de la que no tenía conocimiento y que, como todas las bulbosas, me hizo especial ilusión: el lirio portugués Iris lusitanica. Tal vez (se discute) no sea tal la especie, sino una variante cromática del lirio de monte I. xiphium, azul; pero en todo caso es una planta que sólo se da en el sur de Portugal, penetrando apenas en España por las cuencas del Tajo y el Guadiana.
 Un hermoso macho de lagartija colilarga Psammodromus algirus; para que veáis que no todas las lagartijas son marrones. Entre tritones, ranas, sapos, galápagos, culebras y lagartijas sumamos en total creo que catorce especies, que no está tan mal...
 Tampoco estuvo mal la cosa de mamíferos, aunque siempre se ven menos: principalmente porque pudimos disfrutar durante mucho tiempo de una nutria paleártica Lutra lutra patrullando el Tajo aguas arriba y abajo frente al Salto del Gitano.
Y una gorriona, para terminar; y para celebrar que no me quedó tan mal la foto :-) Como os decía arriba, la lista de bichos fue larga, pero a base de "sufrir" pasando frío y robándole horas al sueño para patrullar caminos a la luz de las linternas. Pero oye, que todos los sufrimientos sean como éste... la buena vida, primo.

17/5/13

¡Ay! ¡Ay ay ay...!

... que trabajos nos manda el Señor (director) :-) 

Dichoso final de tesis; semejante cantidad de imágenes, textos y referencias para editar... me marcho esta tarde a Monfragüe por tercera y supongo última vez este año, que no me da más de sí la cabeza y necesito descansar. El lunes nos vemos; ¡con Dios!

16/5/13

Cosas que hacer en un día de fiesta

 San Isidro, patrón de Madrid. Un día festivo tan bueno como cualquier otro para... ir a la Facultad, ¡claro que sí! A vosotros, queridos lectores ajenos a los afanes del doctorando, puede que se os haga extraño; pero realmente en cualquier día del año la probabilidad de encontrarse un (seudo)becario en la Facultad es bastante alta. Ayer sin ir más lejos nos juntamos cuatro en la planta 9: Joaquín, que venía a dar de comer y a medir a sus lagartijas; Javi y Amparo (en la foto), que estaban intentando capturar gorriones; y un servidor, que como sigue sin Internet en casa y en este bache de mal tiempo no hay manera de sacar a nadie al campo, vino a pasar el rato editando imágenes para la tesis...
Por no comer solo arriba, bajé a sentarme con los dos gorrioneros... en mejores sitios he comido, todo hay que decirlo. Pero bueno, tampoco se estaba tan mal, que casi no llovía...

15/5/13

Duratoneando

 ¡Feliz San Isidro, madrileños! :-) A mí me toca currar igualmente (cosas del final de tesis), pero no por ello voy a dejar de alegrarme el día del Patrón. El domingo disfruté enormemente en el campo; no sólo porque la zona del Parque Natural de las Hoces del Duratón ofrece, en un marco muy distinto del habitual, multitud de especies de plantas y animales que es difícil ver en Madrid, sino porque mis compañeros (Belén y Chema) le pusieron unas ganas enormes a distinguir los "pajaritos marrones" que tanto suelen aburrir a la gente, demostrando ser unos alumnos excelentes.
 Saqué unas cuantas fotos horriblemente malas; desde luego nada que ver con lo que otros consiguen en el mismo sitio. Pero como son bichos, como la terrera común Calandrella brachydactyla de arriba, que veo de Pascuas en Ramos, me hace ilusión ponerlas.
 Había collalbas rubias Oenanthe hispanica por todas partes;  tanto de garganta blanca (como este macho) como de garganta oscura.
 Y la gran sorpresa (descubierta además por Chema): un macho de tarabilla norteña Saxicola rubetra; imagino que todavía en paso prenupcial, aunque ya vaya siendo tardecillo, ya que no es éste el hábita en que suelen criar. Hacía bastante que no veía un macho bonito de esta especie; creo de hecho que desde el congreso de Polonia...
 Ya por la tarde, después de comer a la orilla del Duratón, dimos un pequeño paseo por la senda que rodea la villa de Sepúlveda por el fondo de los cañones que la rodean.
 Abundaban los zapatitos de la Virgen Sarcocapnos enneaphylla, una especie propia de cortados calizos.
Pero lo que más me gustó, sin duda, fue ver mis primeras orquídeas del género Ophrys, O. lutea a la izquierda y O. gr. sphegodes a la derecha. Las orquídeas de este género, conocidas como abejeras, atraen a sus polinizadores (mayormente abejas del género Andrena, como la que os enseñé ayer) no ofreciéndoles néctar, sino ¡sexo! El diseño del labelo de estas orquídeas reproduce las señales visuales y olfativas que sirven a los machos de estas abejas para reconocer a las hembras de su especie. Al intentar copular con las flores, se llevan pegadas al abdomen las polinias adhesivas, que viajarán así hasta la siguiente flor para, ellas sí, fertilizarla. Podéis ver un vídeo bien cortito e ilustrativo de eso aquí.

14/5/13

Tranquilidad sotorrealeña

 ¡Qué tranquilidad se respiraba el sábado por la mañana en Soto del Real, en la dehesa donde crían los estorninos de la tesis de Jaime! Sol, verdor, multitud de aves... y ni rastro de las vacas que tanto me hicieron disfrutar en mi última visita. Como este año estoy que no paro con mis salidas de fin de semana, ya estaba yo retrasando demasiado acompañar al chico éste en alguna de sus jornadas de trabajo de campo; y la verdad es que me vino de perlas para olvidarme del despacho.
 Un apio de caballo Smyrnium perfoliatum. Bonito en su discreta elegancia, apenas llamando la atención con un tono verde ligeramente más amarillo que el del entorno.
 Y en una axila del tallo, descansando, una abeja solitaria del género Andrena; que pongo aquí porque en la entrada de mañana comentaré alguna cosa más sobre ellas...
 Más fácil mente reconocible, un cojón de perro Anacamptis morio; un nombre un tanto rudo para una orquídea bastante apañada. Aunque claro, la propia palabra (y género de varias especies) Orchis que da nombre a la familia no significa ni más ni menos que "testículo".
 Jaime nunca me la había enseñado hasta el sábado, pero resulta que en medio de la dehesa (más bien "al extremo sur", hablando con propiedad) hay una lagunilla temporal entre melojos y fresnos; que estaba llena de agua tras las lluvias de este invierno interminable.
Y ya para terminar una nidada de cinco majos estorninos de seis días de edad; los primeros de tantos (casi cien) que pasaron por las expertas manos de Jaime a lo largo de la jornada.

13/5/13

VRBna!

 Este fin de semana, a pesar de haber dormido todas las noches en mi cama, ha dado bastante de sí y no es que haya parado mucho en Madrid. Pero como necesitaré algo de tiempo para poner orden en las (horribles, ya os prevengo) fotos que he ido sacando, empiezo por el final: y el final es que ayer noche fui a cenar y dar una vuelta con Vero, Raquel y Javi por ¡las fiestas de San Isidro!
Hay que ver, ¡cómo me gustan las orquestas, jaja! Y eso que la de ayer era mala de solemnidad; cualquier de las que haya visto yo pasar por Vilar de Barrio (y no es "nostalgia de viejo", os lo aseguro) le daba mil vueltas a los chavalines de ayer: cantando malas versiones de canciones que no pegan nada en una orquesta, bailando poco y mal, entrando a cantar a destiempo, olvidándose de la letra... y sin embargo, no me arrepiento lo más mínimo :-) Déjate que no vuelva hoy...

11/5/13

Tarifa Shore (y V): miscelánea de prestado

Por terminar con el viaje, vamos con una breve selección de imágenes obtenidas de mis compañeros de viaje; ¡qué majos ellos!
 Los cuatro delfines mulares Tursiops truncatus que vimos en la salida en barco del jueves, una cría en primer término y tres adultos. Como la observación fue muy breve, nos dieron un bono perpetuo para repetir la excursión cuando queramos; la verdad es que por mí iría hoy mismo, jeje. Foto de Raquel.
Una lagartija andaluza Podarcis vaucheri que, aplanada, disfrutaba del primer sol de la mañana en el P. Nat. de Los Alcornocales. Lo que antaño se consideraba como una única especie, la lagartija ibérica P. hispanica, ha resultado ser según los genes un complejo de especies todavía en proceso de descripción; de entre éstas la lagartija andaluza es fácilmente reconocible, además de por su área de distribución disyunta al sur del Guadalquivir y en el norte de África, por su dorso de color verde amarillento vivo. Foto de Jorge.
Un gran galápago leproso Mauremys leprosa del riachuelo de la playa de Bolonia. Foto de Jorge.
Esta instantánea única, de Bea, es una de las pocas imágenes disponibles de un extraño homínido que habita en la zona del Estrecho y del que poco se sabe. El ejemplar en cuestión había resultado atrapado accidentalmente en una trampa abandonada.
video
Y dos vídeos de Raquel para terminar. Uno de un encantador ibis eremita Geronticus eremita protegiendo bajo sus alas y cebando a sus dos pollos...
video
 ... y otro de la lucha sin cuartel en que sorprendimos a los Scarites cyclops de la playa de Los Lances.

Lo dicho, chicos; nunca es demasiado pronto para volver...